Dominio Público

El dominio público es el estado al cual pasan las obras de creación (desde las novelas, fotografías, películas hasta el software) una vez transcurrido un tiempo determinado a partir de la muerte de su creador, sin ninguna restricción asociada al derecho de autor o la legislación respecto a datos. Y podemos construir sobre ellas, extenderlas y re-utilizarlas para cualquier propósito.

Este lapso varía según la legislación local, aunque de acuerdo con el Convenio de Berna, el plazo mínimo que puede establecer un país firmante es de cincuenta años. En Paraguay, de acuerdo con lo establecido por la Ley sobre Derecho de Autor 1328/1998, en el capítulo II:

Artículo 47.- El derecho patrimonial durará toda la vida del autor y setenta años después de su fallecimiento, y se transmitirá por causa de muerte de acuerdo a las disposiciones del Código Civil. En las obras en colaboración, el período de protección se contará desde la muerte del último coautor.

Artículo 48.-En las obras anónimas y seudónimas, el plazo de duración será de sesenta años a partir del año de su divulgación, salvo que antes de cumplido dicho lapso el autor revele su identidad, en cuyo caso se aplicará lo dispuesto en el artículo anterior.

Artículo 49.-En las obras colectivas, los programas de ordenador, las obras audiovisuales y las radiofónicas, el derecho patrimonial se extinguirá a los sesenta años de su primera publicación o, en su defecto, al de su terminación…///.

Derecho Conexos:

Artículos 126, 130, 133, 135: La duración de este derecho será de cincuenta años [1] contados a partir del uno de enero del año siguiente a la realización de una obra fijada de la interpretación o ejecución, emisión o transmisión, de la realización fotográfica o grabaciones reconocidos como Derechos Conexos.

Cuando una obra pasa a dominio público, su uso pasa a ser libre, lo que significa que es legal compartirla, copiarla e incluso hacer uso comercial de ella, así como realizar obras derivadas. Los derechos patrimoniales sobre ella desaparecen (o, en el caso de los países con sistemas de dominio público pagante, como el nuestro, pasan a ser administrados por el Estado), y los usuarios ya no requieren solicitar autorización para ninguno de los usos que antes estaban restringidos. Sin embargo, los derechos morales subsisten, y sigue siendo obligatorio que se indique la autoría correspondiente.

Creative Commons ha desarrollado dos herramientas diferentes para el dominio público.

La Entrega al Dominio Público CC0 y el Sello de Dominio Público (SDP). Las licencias Creative Commons ayudan a los autores a ejercer sus derechos de autor en los términos de su elección. A la inversa, la CC0 permite, a los autores y tenedores de derechos de autor que lo deseen, entregar sus obras al dominio público mundial, y el SDP facilita el etiquetado y la ubicación de obras que ya son libres de restricciones de derechos de autor conocidas.

La Entrega al Dominio Público CC0

Usa esta herramienta universal si eres el tenedor de derechos de autor o de derechos sobre datos, y quieres conceder mundialmente todos tus derechos sobre la obra.

Al utilizar la CC0, estás renunciando a todos los derechos de autor y todos los derechos conexos al mismo tiempo que a todos los reclamos y demandas judiciales relativas a esta obra de la manera más extensa que sea posible en el marco de la ley.

Aplicar la CC0 a tu obra es fácil. Visita simplemente la página del selector de CC0 (http://creativecommons.org/choose/zero)que te conducirá a lo largo del proceso. Al completarlo, obtendrás un código HTML para copiar y pegar en tu sitio web.

Permites a cualquiera copiar, modificar, distribuir y representar la obra, incluso con fines comerciales, sin necesidad de autorización previa.

Sello de Dominio Público

Utiliza esta herramientas si has identificado una obra libre de restricciones conocidas por concepto de derechos de autor.

Las obras marcadas con el Sello de Dominio Público han sido identificadas como libres de cualquier restricción por concepto de leyes de derechos de autor, incluyendo los derechos conexos. Cualquiera puede copiar, modificar, distribuir y ejecutar tal obra, incluso con fines comerciales, sin necesidad de autorización previa.

Aplicar el SDP a una obra es fácil. Visita simplemente el selector de sello (http://creativecommons.org/choose/mark)que te conducirá a lo largo del proceso. Al completarlo, obtendrás el código HTML para copiar y pegar en tu sitio web.

Creative Commons no recomienda esta herramienta para obras sobre las que pesen restricciones por leyes de derecho de autor en una o más juridicciones. Consulta un asesor legal si no estás seguro si deberías usar el SDP para una obra.

Dónde se sitúan las herramientas de dominio público en el espectro del derecho de autor.

CC0 Dominio Público

SDP Sin derechos conocidos | CC Ciertos Derechos reservados | C Todos derechos reservados

 

Mas información visitá el siguiente enlace, Creative Commons CC0: http://creativecommons.org/publicdomain/?lang=es

[1] En junio de 2014 entró en vigor la modificación de la Ley que aumenta a 70 años la explotación de los derechos conexos.
Dominio Público